Conociendo el Museo Serpentario

¿Sabías que en Perú hay 335 especies de serpientes y 33 de ellas son venenosas?

Nosotros recién nos hemos enterado de esta y otras curiosidades sobre las serpientes  hace unos días al visitar el Museo Serpentario “Oswaldo Meneses”.

serpentario 01 logo

Lo primero que me preguntó Nicolás cuando le dije que iríamos a este museo fue “¿y qué relación tienen las serpientes con la salud?” Pues ¡mucha! El Instituto Nacional de Salud conserva estas serpientes con la finalidad de extraer su veneno y usarlo para elaborar antídotos.

serpentario 04 logo

¿Esto significa que hay serpientes vivas en las instalaciones del museo? Sí, las hay pero están ubicadas en una zona de acceso restringido. Hasta el año pasado se podía visitar a estas serpientes pero, debido al ruido de los visitantes, empezaron a estresarse, deprimiéndose y dejando de comer.

En el Museo Serpentario podemos ver varias especies de serpientes disecadas y aprender  qué sucede si te muerde una de ellas. Además, encontraremos algunos animales vivos como las Loxosceles, más conocida como araña casera o araña violín.

serpentario 02 logo

Algunas curiosidades sobre las serpientes:

¿De qué se alimentan?

Las serpientes comen ratas, ratones y aves.

¿De qué color son?

Su coloración varía de acuerdo a su ubicación. Así, las de la zona de selva serán verdosas mientras que las costeñas tendrán tonos tierra.

¿Qué hacer si te muerde una serpiente?

Mantener la calma y acudir DE INMEDIATO al centro de salud más cercano para que te apliquen el antídoto. Se recomienda no tocar la herida.

serpentario 03 logo

¿Qué NO hacer frente a una picadura de serpiente?

-No hacer torniquetes ni ligaduras

-No hacer cortes

-No aplicar remedios caseros como cremas, hierbas, hielo ni ninguna otra sustancia química o natural.

El Museo Serpentario “Oswaldo Meneses” está ubicado en Av. Defensores del Morro N° 2268 – Chorrillos.

El Museo Serpentario forma parte del Centro Nacional de Salud Intercultural (CENSI) del Instituto Nacional de Salud. Cuenta con un programa de Visitas Educativas tanto al Museo Serpentario como al Jardín Botánico, el cual alberga muchas especies de todo el país con la finalidad de preservar los saberes ancestrales.

Las visitas son gratuitas y se pueden programar llamando al 748-0000 anexos 1551 y 1203, o directamente con el Licenciado Martín Zorrilla al 993265392.

¡Anímense a visitarlo!

Hasta pronto,

Claudia

Pd. Un agradecimento especial a mi amiga Z Barrios del blog Mi Mejor Clase, quien realizó las coordinaciones para que esta visita. Pueden obtener mayor información en este súper completo post –> https://mimejorclase.wordpress.com/2019/08/13/visita-al-serpentario-del-instituto-nacional-de-salud/

Carta a mi hijo: No hay día

Querido Nicolás,

No hay día que no agradezca por ser tu mamá. Soy una convencida de que la maternidad es una gran oportunidad para convertirse en un mejor ser humano, en uno más empático, más amable, más tolerante y, a la vez, más dispuesto a defender lo suyo.

No hay día que no agradezca por tu vida. Incluso en esos días en los que parece que no tienes ganas de compartir conmigo. En aquellos momentos en que prefieres ir a tu habitación, cerrar la puerta y tocar la flauta. Entiendo que necesitas tu propio espacio y lo respeto.

post carta a mi hijo

 

No hay día que no agradezca por tu sonrisa y carcajadas, música para mis oidos. No sabes cómo iluminan mis días grises. Sí, los adultos también tenemos momentos complicados… y allí estás tú, siempre con una palabra amable, con un abrazo que reconforta y reinicia.

No hay día que no agradezca por nuestros juegos. Porque reflejan el bello lazo que tuvimos desde que eras pequeño. No ha habido mejor inversión en mi vida que el tiempo compartido contigo. El vínculo que tenemos es único y durará aún cuando yo ya no esté.

No hay día que no agradezca por las tormentas que nos ha tocado enfrentar juntos. A mi me han hecho más fuerte, a ti te han ayudado a forjar carácter y juntos nos hemos convertido en un sólido equipo.

Te amo y me encanta ser parte de tu equipo.

Tu mamá

Hora de dormir

Nicolás siempre fue madrugador. Desde bebé se despertaba muy temprano, a veces a las 5:30 a.m., muy activo, listo para comenzar su día. Mucho me costó adaptarme a su ritmo, a mi siempre me gustó dormir un poco más, especialmente los fines de semana pero, desde que me convertí en madre, eso fue imposible. Testigo de esos días son las ojeras que hasta hoy me acompañan.

Cuando empezó a ir al nido y luego al colegio nunca hubo dificultades para despertarlo. Se levantaba fresco, alegre, lleno de envidiable energía. He escuchado diversas historias de niños a los que prácticamente hay que vestirlos porque siguen dormidos, eso nunca sucedió por acá.

Durante las últimas vacaciones escolares he conocido una nueva versión de mi hijo. Su patrón de sueño cambió y algunos días se ha despertado a las 10 de la mañana. ¡Diez de la mañana! ¡Casi imposible de creer!

post hora de dormir logo

Estuve averiguando un poco sobre el tema. ¿Sabías que un adolescente debe dormir un promedio de 9-10 horas? Además, la pubertad hace que la melatonina, hormona del cerebro, se produzca un poco después que en los adultos y niños, por lo que empieza a darles sueño un poco más tarde.

Mientras dormimos el cuerpo recupera energías y se regeneran las células. Aumenta la producción de algunas hormonas como la del crecimiento. Un descanso adecuado ayuda en los procesos de atención, memoria y aprendizaje.

Por la rutina escolar, de lunes a viernes es complicado cumplir con esas 10 horas de sueño recomendadas. Por acá estamos procurando que duerma un poco más los sábados y domingos. ¿Cómo hacen por casa?

¡Hasta pronto!

Claudia

 

Ojitos hechiceros

A mediados del año pasado, en un taller al que llevaba a Nicolás, sorprendieron a unas gemelas con una torta para celebrar sus 14 años. Mientras los chicos aún no salían del aula, la mamá de las niñas contaba con ilusión que todos los años ella misma preparaba la torta de sus hijas. La señora se veía muy animada, compartimos su entusiasmo y la ayudamos a alistar la sorpresa.

Cuando salieron del aula no hubo caras de sorpresa ni emoción. Se les cantó Happy Birthday mientras una blanqueaba los ojos y otra reclamaba “mamá, te dijimos que no queríamos nada”.

En ese entonces, Nicolás tenía 9 años. Camino a casa me preguntó qué significaban esos ojos levantados, cosas que nunca había visto. “Es la adolescencia”, atiné a decirle. Le expliqué que él también pasaría por esa etapa. Mi niño me abrazó y me prometió que nunca haría eso.

Tengo que decirles que pasó menos de un año y la promesa se la llevó el viento.

ojitos hechiceros

Con la adolescencia no solo hay cambios físicos evidentes sino también profundos cambios a nivel psicológico. Empiezan a verse “mayores”, se sienten autosuficientes y rechazan todo signo de autoridad. Los cambios pueden ser TAN marcados que es como tener un hijo nuevo en casa, uno con gustos y preferencias desconocidos, al que habrá que acercarse y conocer poco a poco.

No hay que tomárselo personal. Es importante asumir estos cambios en su real dimensión: son parte de una etapa de ajuste en sus vidas. Hay que aprender a flexibilizar algunas reglas pero no ceder ante cuestiones básicas vinculadas a temas como higiene, respeto a los mayores, horario para hacer las tareas escolares, horario para dormir durante clase; etc.

Confieso que el no tomarlo personal ha sido todo un aprendizaje para mi y se ha dado de a pocos. Al comienzo me preguntaba qué estaba haciendo mal, por qué esas reacciones, por qué esas formas si yo lo trataba bien… pero entendí que debo ser menos estructurada, dejar que algunas cosas fluyan, concentrarme más en lo que sí hace que en lo que deja de hacer. Desde ese momento han habido menos discuciones y esta etapa se está haciendo un poquito más llevadera, un día a la vez. La maternidad no deja de sorprenderme, es un ejercicio constante de adaptación y evolución.

No dejes de seguir los #MartesdeTeens

¡Hasta pronto!

Claudia

 

 

¿Cómo reconocer que tienes un adolescente en casa?

Este blog ha crecido y mi hijo también. Ahora nos estamos enfrentando a una nueva etapa llena de cambios: la adolescencia. Los martes publicaremos los #MartesdeTeens, contenido relacionado con esta nueva etapa, junto con otras amigas blogueras. Puedes buscar nuestras publicaciones en Facebook e Instagram con el hashtag mencionado.

(Este post fue publicado en Facebook e Instagram el martes 23 de julio de 2019).

foto post adolescente logo

Tal vez el ritmo acelerado de la vida diaria no ha permitido que te des cuenta de algunos cambios en tu hogar. Tal vez aún sigues pensando que tu hijo(a) es chiquitín… y, probablemente, ya no lo sea. Acá te dejo algunos síntomas que delatan la presencia de un adolescente en casa:

1. La comida desaparece
Repentinamente, a uno de los miembros de la familia se le abre el apetito descomunalmente y no le basta con repetir el plato, no qué va. También es necesario saquear el frutero y el stock de galletitas y snacks que mamá guarda por si llegan visitas. Ya saben, avisen con anticipación si me van a visitar.

2.Visión crítica

De un momento a otro, tu adolescente adopta una visión crítica ante lo que le rodea. Mamá y papá también dejan de ser seres maravillosos y empiezan a ser vistos con ojos más humanos. Así, un buen día pasé de ser “la mamá más linda del mundo” a “mamá, he notado que estás llena de canas y te han salido arrugas alrededor de los ojos”.

Gracias hijito. Yo también tengo espejo.

3.Bendita procastinación

Si aún no lo sabías, procastinar es postergar o posponer una actividad o situación. Bueno, pues, tu adolescente hará de la procastinación un arte. Una cosa tan sencilla como tender su cama y arreglar su habitación puede ser pospuesta por horas. ¡Hasta días enteros!

4.Memoria selectiva

De forma bastante curiosa, tu adolescente parecerá olvidar todas aquellas rutinas que te han tomado años enseñarle. Tal vez antes te sentías muy orgullosa de su colaboración en las actividades cotidianas del hogar. Eso quedará atrás. Esperemos que por poco tiempo.

5.¡Aléjate agua!

Lavarse, cepillarse los dientes y/o bañarse parecerá ser una actividad poco valorada por tu adolescente. En casa practicamos el baño diario, así que ya imaginarán el profundo intercambio que antecede a tan glorioso momento.

6.Respiración profunda

No, no es tu adolescente el que respirará de forma profunda y consciente. Eres tú. Es necesario para no perder la paciencia. Lo harás de forma tan frecuente que te convertirás en experto. ¡Hasta podrás dictar talleres!

Estas no son todas las características de un adolescente pero sí algunas de las más resaltantes. Los cambios en esta etapa de la vida son marcados. ¡A tomarlos con paciencia y buen humor!

¿Con adolescente en casa? No te pierdas el próximo #MartesdeTeens.

Hasta pronto,

Claudia

 

 

Queque de avena y canela

Hace unos días preparé este queque y salió tan sabroso como se ve. Ahora que sus peques están de vacaciones, anímense a hacerlo juntos. Preparar recetas con los chicos es una actividad que une.

Para este queque he utilizado avena integral, esa de hojuelas grandes. La encuentran en cualquier tienda de opciones saludables o en las ferias que funcionan los fines de semana en varios puntos de la ciudad.

De preparación fácil, aquí te explico paso a paso:

Ingredientes:

-300 gramos de harina preparada cernida

-200 gramos de harina de avena (es decir, colocas la avena en la licuadora y la licúas hasta que tenga consistencia de harina)

-4 huevos

-200 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

-1 taza de leche (usé sin lactosa)

-1 taza de panela (si no tuvieras puedes usar azúcar rubia)

-1 cucharadita de esencia de vainilla

-7 cucharaditas de canela en polvo

queque avena y canela logo

Preparación:

1.En la batidora colocar la mantequilla con la panela (o azúcar rubia) hasta que se integren muy bien.

2.Agregar los huevos uno a uno.

3.Añadir ambas harinas junto con la leche y la esencia de vainilla.

4.Llevar al horno a temperatura media por aproximadamente una hora. Puede ser antes, hay que estar atentos al horno.

5.¡Disfrutar!

Tus peques lo amarán. Es una magnífica opción para la lonchera.

¡Hasta pronto!

Claudia

 

Avena, el desayuno perfecto

Nada como empezar estos días fríos con un buen bowl de avena. Puedes acompañarla de distintas frutas y complementos por lo que será imposible que te aburras de ella.

Te cuento cómo la preparo: Pongo a hervir 6 cucharadas soperas de avena en una taza y media de agua fría y un trozo de canela. Voy moviendo con una cuchara hasta que rompa el hervor. La sirvo caliente en un bowl y agrego la fruta que tengo a la mano junto con los toppings que me provoquen: miel, algarrobina, canela en polvo, coco rallado, fruta deshidratada, frutos secos… ¡el cielo es el límite!

Te muestro algunas opciones:

1.Avena con arándanos y frambuesas

Congelé la fruta la noche anterior, la mezcla de la avena caliente con la fruta congelada es simplemente espectacular. ¡Inténtalo! Le agregué un chorrito de miel de abeja y canela en polvo.

avena arandanos frambuesa logo

2. Avena con plátano y fresas

Una deliciosa combinación

avena platano fresa logo

3.Avena con kiwi y aguaymanto

Le agregué un poco de mermelada casera y canela en polvo.

avena kiwi aguaymanto logo

4.Avena con plátano y coco rallado

avena fresa coco logo

Además de ser deliciosa, la avena genera sensación de saciedad y ayuda a regular el tránsito intestinal.

¿Te gustaría que comparta más opciones de desayuno?

¡Hasta pronto!

Claudia

Queque de plátano y cacao

Habrán notado que me encanta preparar postres. ¡Tengo muchas recetas! Este queque es una explosión de sabor en la boca, por eso es una de mis favoritas. Además, a mi hijo no le gusta mucho el plátano (por no decir nada) y en esta presentación siempre pide una porción más.

Ingredientes:

-3 plátanos maduros

-1 taza 1/3 de harina sin preparar

-1/3 taza de cacao en polvo

-1/4 cucharadita de sal

-1 cucharadita de polvo de hornear

-1/2 taza de chispas de chocolate

-125 gramos de mantequilla sin sal

-1/2 taza de azúcar rubia (puedes reemplazarla por panela)

-2 huevos

-1 cucharadita de esencia de vainilla

queque plátano cacao 2 logo

Preparación:

1.Mezclar con ayuda de un tenedor la harina, el polvo de hornear, la sal, el cacao en polvo y los chips de chocolate.

2.Licuar la mantequilla derretida, el azúcar, los huevos, la esencia de vainilla y los plátanos. Una vez que estos ingredientes estén bien licuados, agregar a la mezcla anterior.

3.Colocar la mezcla en un molde enmantequillado y enharinado. Llevar a horno precalentado a 180ºC por aproximadamente una hora.

4.Esperar a que enfríe para cortar.

queque plátano cacao 1 logo

¡Anímate a preparar este queque! ¡No sabes lo DELICIOSO que es!

Hasta pronto,

Claudia

Galletas de plátano y avena

Dicen que menos es más y esta receta es un claro ejemplo de ello. Estas galletas llevan tan solo T R E S ingredientes y son tan ricas que se convertirán en las favoritas de casa. ¡Ten cuidado! Son altamente adictivas.

Ingredientes:

-2 plátanos maduros

-200 gramos de avena en hojuelas

-1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:

1.Aplastar los plátanos con ayuda de un tenedor.

2.Agregar la avena a los plátanos aplastados.

galletas plátano y avena proceso

3.Una vez que esté unidos los ingredientes anteriores, agregar la cucharadita de esencia de vainilla. Mezclar bien.

4.Con ayuda de una cuchara, formar las galletas y llevar a horno precalentado a 180ºC por aproximadamente 20 minutos (o hasta observar que las galletas toman un ligero color dorado). No olvides utilizar papel manteca o un silpat o plancha de silicona para evitar que las galletas se peguen en la bandeja.

5.Esperar a que se enfríen y ¡a comer se ha dicho!

galletas plátano y avena logo

¿Me cuentas si las preparas?

Hasta pronto,

Claudia